TAGS
Alaska Aleutianas anchorage atlin auroras boreales ballenas cambio climatico canada cine covid19 cruceros dawson city denali Enlaces fairbanks fauna ferrys Fotos gatos glaciares glacier bay greta thunberg gustavus haines Homer hyder iglesias indigenas instagram instagramers inuit jacinto anton jon krakauer jorobadas juneau Katmai Kenai kenai fjords ketchikan lake clark Libros lobos manzanas Mapas morsas Noticias nunavut nutrias ortodoxo oso marino osos parquesnacionales parques nacionales pesca salmon sidra snorkel Sobre Alaska stewart sureste transferwise tsunami turismo utqiagvik Viajar vimeo vuelos Vídeos whittier wikipedia yukon yupik
El oro vuelve a Dawson City

El oro vuelve a Dawson City

Dawson City, en el norte del Yukon, fue fundado a partir del descubrimiento de oro en el Klondike, y que dio lugar a la famosa fiebre del oro que nos describió Jack London en su novela Colmillo Blanco. Se convirtió en la capital del Territorio (no tengo claro que hubiera otra ciudad que lo pudiera ser, en aquel momento).
Aquellos tiempos quedaron atrás, e incluso la capitalidad del Yukon voló hacia Whitehorse, mucho más al sur. A pesar de todo, siempre ha habido explotaciones mineras, que han seguido en la zona, extrayendo oro y otros minerales. No se habla mucho de eso, sobre todo desde que la economía de Dawson City ha pasado a depender principalmente del turismo. Con menos de 2000 habitantes, Dawson recibe a los turistas que hacen parada atraídos por la historia de la Fiebre de Oro, los que acaban las rutas en kayak por el río Yukon, los senderistas del parque territorial de Tombstone, en la Dempster Highway… o simplemente a los que recorren el Yukon en coche y necesitan pasar noche después de tantos y tantos kilómetros…
Este año, parece que vendrán pocos turistas. Por eso, a Dawson están tan contentos de haber mantenido la minería. Criticada y mal vista para ser contaminante, ahora resulta que ha permitido que muchos hoteles no hayan tenido que cerrar (para alojar a los mineros), y que los cocineros de los restaurantes hayan podido ser contratados esporádicamente. En definitiva, el oro de las minas ha permitido que la economía de Dawson no se hundiera, como en otros lugares del Yukon o de los pueblos vecinos del sudeste de Alaska, totalmente dependientes del turismo.
Hace pocos días el Yukon acaba de abrir sus fronteras a los viajeros de la Columbia Británica, y Dawson City se está anunciando como destinación, porque todo está abierto, porque todo es como siempre. La explotación del oro ha sido una lotería para Dawson City.
Autor: Francesc Nolla


Compártelo:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR

Aviso de cookies