TAGS
Alaska Aleutianas anchorage atlin auroras boreales ballenas cambio climatico canada cine covid19 cruceros dawson city denali Enlaces fairbanks fauna ferrys Fotos gatos glaciares glacier bay greta thunberg gustavus haines Homer hyder iglesias indigenas instagram instagramers inuit jacinto anton jon krakauer jorobadas juneau Katmai Kenai kenai fjords ketchikan lake clark Libros lobos manzanas Mapas morsas Noticias nunavut nutrias ortodoxo oso marino osos parques nacionales parquesnacionales pesca salmon sidra snorkel Sobre Alaska stewart sureste transferwise tsunami turismo utqiagvik Viajar viajes vimeo vuelos Vídeos whittier wikipedia yukon yupik
Las iglesias ortodoxas de Kenai

Las iglesias ortodoxas de Kenai

Se sospecha que antes del siglo XVIII ya había contactos entre Siberia y Alaska. En todo caso, las primeras expediciones enviadas por Rusia son hacia 1733, bajo el mando del danés Bering. Después de desembarcar en diferentes puntos de Alaska, Bering murió, pero el resto de la tripulación consiguió llegar a Rusia, cargada de pieles de nutria marina. El excelente pelaje de este animal fue el detonante del inicio de la colonización rusa de Alaska. Detrás los cazadores y militares rusos, llegaron los curas ortodoxos, como siempre suele pasar en los procesos de colonización.
Como que el objetivo eran las pieles de nutria marina (que vive en el mar), los rusos se establecieron en la costa y construyeron sus pueblos, como por ejemplo Sitka (la capital de la America Rusa), Kasilof, Kenai. A cada nuevo asentamiento, se levantaba una iglesia. Así se inició la cristianización de los primeros indígenas, siempre cerca de la costa.
Los rusos casi exterminaron a la población de nutrias marinas (y otras especies), y en 1867 vendieron Alaska a los Estados Unidos. Algunos rusos, y sobre todo, los curas ortodoxos, se quedaron con sus fieles, mayoritariamente los indígenas que habían cristianizado. Alaska fue progresivamente poblada por migrantes llegados desde otras partes de los Estados Unidos, y los rusos quedaron pronto en minoría. Han sido pues los indígenas quienes han mantenido la fe ortodoxa en Alaska, junto con sus iglesias. De hecho, si viajáis por Alaska, podéis estar seguros que allá donde veáis una iglesia ortodoxa, viven indígenas. Por ejemplo, en el pueblo de Kenai la iglesia de la Virgen de la Asunción es el centro del barrio de los atabascanos originarios de esta región.
Algunas de estas iglesias (como las de Kenai o Sitka) forman parte de Parques Nacionales de los Estados Unidos, como monumentos históricos, y todo ello hace que sean muy visitadas. Si añadimos que son estructuras de madera antiguas, obliga a su renovación cada pocos años. Debajo podéis encontrar el enlace del artículo que nos cuentade las obras que han empezado en Kenai, aprovechando que este año de pandemia, hay muchos menos turistas. Espero que la dejen muy bonita y sin goteras, y que la podáis visitar en vuestro próximo viaje en Alaska.
Autor: Francesc Nolla


Compártelo:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR

Aviso de cookies