TAGS
Alaska Aleutianas anchorage atlin auroras boreales ballenas cambio climatico canada cine covid19 cruceros dawson city denali Enlaces fairbanks fauna ferrys Fotos gatos glaciares glacier bay greta thunberg gustavus haines Homer hyder iglesias indigenas instagram instagramers inuit jacinto anton jon krakauer jorobadas juneau Katmai Kenai kenai fjords ketchikan lake clark Libros lobos manzanas Mapas morsas Noticias nunavut nutrias ortodoxo oso marino osos parquesnacionales parques nacionales pesca salmon sidra snorkel Sobre Alaska stewart sureste transferwise tsunami turismo utqiagvik Viajar vimeo vuelos Vídeos whittier wikipedia yukon yupik
Los pajaritos de invierno quieren volver a Alaska

Los pajaritos de invierno quieren volver a Alaska

Hay una parte muy importante de la población de Alaska populamente conocidos “snowbirds” o pájaros de la nieve. Yo prefiero traducirlo como “pajaritos de invierno”. Son todas aquellas personas que pasan el verano en Alaska (la mayor parte de ellos, trabajando durante unos tres/cuatro meses que dura la temporada) y que cuando llega el mal tiempo, emigran hacia el sur, a los “Lower 48” (los 48 de debajo, en referencia en los Estados Unidos continentales, donde hay 48 de los 50 estados). Esta migración, muchísimos de ellos, la hacen por carretera, sobre todo en autocaravanas o furgonetas, que cargan con enseres y todo tipo de pertenencias. En septiembre y octubre de 2019, las carreteras del Canadá (que está justo entre Alaska y el resto de los Estados Unidos) van llenas de alaskeños haciendo ruta todo “despacito” hacia el Sol de California, Arizona…. Ahora se acerca el verano, y quieren volver a subir hacia Alaska. Desgraciadamente, el coronavirus ha hecho cerrar muchas fronteras. Para sorpresa de la amyoría, incluso la que hay entre los Estados Unidos y Canadá. Es más, dentro del Canadá, hay cierres de frontera entre diferentes provincias y territorios, como por ejemplo es el caso del Yukon, que tienen que atravesar si o si para llegar a Alaska. El hecho es que los canadienses permiten pasar la frontera para ir hacia Alaska, pero con ciertas condiciones. La primera, es que demuestres que eres residente de Alaska. Esto deja muchos pajaritos de invierno sin poder pasar, porque oficialmente residen en los estados del sur. Los que si que tienen residencia en Alaska, pueden pasar de dos maneras. La primera, hacer la cuarentena de 14 días una vez pasada la frontera, y después empezar a circular hacia el norte. La segunda, atravesar todo Canadá sin parar en ninguna parte más que para reponer el depósito de gasolina (pagando con tarjeta de crédito en el surtidor). Tienen que llevar toda la comida y bebida con ellos. Y claro, tienen que ir rápidos, porque no pueden pararse para hacer turismo. Los que suben en coche, tienen que hacer un puñado de kilómetros cada día, para acortar el periodo de estancia en el Canadá, puesto que no tienen más remedio que dormir y comer dentro del coche. En resumen, está resultando una migración bastante desagradable para los pajaritos de invierno, que están muy enfadados con los canadienses.
Compártelo:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR

Aviso de cookies