TAGS
Alaska Aleutianas anchorage atlin auroras boreales ballenas cambio climatico canada cine covid19 cruceros dawson city denali Enlaces fairbanks fauna ferrys Fotos gatos glaciares glacier bay greta thunberg gustavus haines Homer hyder iglesias indigenas instagram instagramers inuit jacinto anton jon krakauer jorobadas juneau Katmai Kenai kenai fjords ketchikan lake clark Libros lobos manzanas Mapas morsas Noticias nunavut nutrias ortodoxo oso marino osos parques nacionales parquesnacionales pesca salmon sidra snorkel Sobre Alaska stewart sureste transferwise tsunami turismo utqiagvik Viajar viajes vimeo vuelos Vídeos whittier wikipedia yukon yupik
Se ha muerto Bob, el gato de Atlin

Se ha muerto Bob, el gato de Atlin

He aquí una noticia local, de relevancia mundial. Bob, el gato del pueblo de Atlin, ha muerto. Tenía 16 añitos, el lindo gatito. Pero vayamos por partes.
Atlin es un pueblo en el norte de la Columbia Británica. Tan al norte, que no tiene conexión con el resto de la provincia. Para llegar, tienes que conducir por una pista (unos 50 o más km) desde el Yukón, y por eso están mucho más unidos a este territorio. Son pocos habitantes, eso si, en un entorno idílico: montañas, un gran lago, casitas de colores … dicen que es la Suiza canadiense. En fin, un lugar ciertamente lejano y tranquilo (mucha gente diría que aburrido), como muchos otros pueblos del Yukon.
En este pueblo hace 16 años que nació Bob, y que por su carácter simpático, robó el corazón de sus habitantes. De hecho, tuvo el acierto de instalarse en el centro social y bar de Atlin. Le daban de comer, corría por el pueblo, dormía caliente, y encima tenía una silla para él, en el bar: el paraíso, vaya. Mira si la adoraban, que le hicieron una fiesta de cumpleaños cuando hace un año cumplió 15.
Un coche lo arrolló. Con el poco tráfico que hay en Atlin, yo diría que Bob ya no estaba en plena forma. De hecho, no he leído ninguna crítica hacia el conductor. Para recordarlo, el otro día se reunieron los del pueblo en el bar y tomaron unas cuantas cervezas en memoria de Bob. Se habla de hacerle un servicio funebre, pero no sé si irán tan lejos …
La vida en el Yukon se compone de historias como ésta. También otras no tan simpáticas. Pero ciertamente, no pasa gran cosa, allí, en el lejano norte. Y se distraen como pueden.


Compártelo:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR

Aviso de cookies